Select Page

The rains registered since Friday have once again left more than 300 families from the villages of Agua Fria, El Carrizal and Las Huateras, in El Zapote county, district of Jucuarán, in the department of Usulután, they have no access to the outside due to the collapse of the bridge that joins the villages of El Carrizal and Agua Fria.

“Once again we are cut off due to the bad management of the Surf City (road construction). You can’t get through”, denounced Ingrid Vásquez, inhabitant of Agua Fría, who in the morning hours was trying to leave the village when she realized that it was impossible to get through.

Angel Flores, of the Indigenous Movement for the Articulation of the Struggles of the Ancestral Peoples of El Salvador, MILPA, told El Diario de Hoy that a week after the first collapse of the bridge there has been no assistance from state institutions.

One of the main requests of those affected, both for the central and local government, is that a shelter be set up for the families of the communities of Agua Fría, El Carrizal and Las Huateras and that they be provided with food, clothing and medicine.

They also consider it a “priority” to finish the construction of the Conchaguita and El Carrizal bridges in order to prevent the situation from becoming recurrent during the winter; on the same subject, the inhabitants of the community organized in MILPA call for the design problems of the road structure that is causing communities to flood to be addressed.

EDH: https://www.elsalvador.com/noticias/nacional/mas-de-300-familias-vuelven-a-quedar-/1152382/2024/

Más de 300 familias vuelven a quedar incomunicadas en El Zapote, Usulután, por colapso de puente

Las lluvias registradas desde el viernes han vuelto a dejar incomunicadas a más de 300 familias de los caseríos de Agua Fria, El Carrizal y Las Huateras, en el cantón El Zapote, distrito de Jucuarán, en el departamento de Usulután, a raíz del colapso del puente que une los caseríos El Carrizal y Agua Fría.

“Nuevamente quedamos incomunicados debido al mal manejo que han hecho los de (la construcción de la carretera) Surf City. No se puede pasar”, denunció el sábado Ingrid Vásquez, habitante en Agua Fría, quien en horas de la mañana buscaba salir del caserío cuando se dio cuenta que era imposible el paso.

Ángel Flores, del Movimiento Indígena para la Articulación de las Luchas de los Pueblos Ancestrales de El Salvador, MILPA, dijo a El Diario de Hoy que a una semana del primer colapso del puente no ha habido ningún tipo de asistencia por parte de las instituciones del Estado.

Una de las principales peticiones de los afectados tanto para el gobierno central como local es que se habilite un albergue para las familia de las comunidades de Agua Fría, El Carrizal y Las Huateras y que se les generen condiciones de alimentación, vestuario y medicamentos.

Asimismo consideran como una “prioridad” finalizar la construcción de los puentes Conchaguita y El Carrizal a fin de evitar que la situación se vuelva recurrente durante el invierno; por otra parte los habitantes de la comunidad organizados en MILPA llaman a que se atiendan los problemas de diseño que posee la estructura de la carretera que está generando que comunidades se inunden.

EDH: https://www.elsalvador.com/noticias/nacional/mas-de-300-familias-vuelven-a-quedar-/1152382/2024/