Select Page

Marbely Selena Medina Aguilar went from filing a complaint for injuries and domestic violence to being captured under the state of exception and, in addition, losing her baby due to health complications she experienced within the penitentiary. Her family and her lawyer have pointed out that her rights have been violated and they ask for her prompt release.

Her story is that of a mother who has been doubly victimized, both by her ex-partner and by the State, as expressed by her loved ones. First, due to an attack from her ex-partner who exercised physical and emotional violence against her, leading her to file a still-open complaint.

On December 15, 2021, the Specialized Court of Instruction for a Life Free of Violence and Discrimination against Women in Santa Ana summoned Selena to appear on April 25, 2022, for judicial proceedings and a preliminary hearing against her ex-partner, Leonardo Alfredo García, accused of crimes of injury and expressions of violence against women.

The hearing took place as scheduled, but without the presence of the accused, who is under an active arrest warrant.

According to attorney Jayme Magaña of the Humanitarian Legal Aid, who is handling the case, the violence was not only against Selena but also their son, Carlitos, who was five years old at the time. Later, Selena had another life partner with whom they had Génesis Montserrat.

The Attorney General’s Office (PGR) is one of the institutions most sought after by the relatives of those captured in the state of exception.

Captured in the state of exception

As time went by and far from seeing justice for the domestic violence complaint, Selena was captured on August 24, 2022, accused of illegal associations due to an anonymous call within the state of exception framework.

 According to the testimony of her mother, Reyna, agents of the National Civil Police (PNC) arrived at 9:00 p.m. at their home and told them that they were taking Selena away for belonging to criminal groups.

“My daughter was already in bed; they took her without saying much else. They undressed my youngest son to search him, but they didn’t take him,” she recalled.

“I went to the Attorney General’s Office, but they didn’t tell me anything. Neither did the lawyers help me. They have told me that their hands are tied, that they can’t do anything. The case for violence is still open, but instead of putting the man in jail, they took my daughter. My hope is that she can soon leave the penitentiary,” said Reyna.

While in detention, Selena breastfed her daughter, Génesis Monserrat, who was then 10 months old. Later, both were transferred to the penitentiary farm in Izalco on September 1, 2022. There, the child’s health began to deteriorate severely, to the point where she was hospitalized in different medical centers for respiratory problems.

Génesis’s death after complications in prison

In October of 2022, Génesis was first admitted to the National Hospital San Juan de Dios in Santa Ana due to pneumonia. Selena was handcuffed to an iron chair in the pediatrics area to watch over her daughter.

During her time at the hospital, she did not receive food from the Directorate General of Penal Centers (DGCP), but doctors and nurses took care of providing her with food, according to her mother, who had the opportunity to see her in one of those moments.

According to a report from the Benjamin Bloom Children’s Hospital dated December 30, 2022, Génesis had a history of multiple admissions for respiratory difficulties due to pneumonia and bronchospasm. On May 6, 2023, she was admitted to the National Hospital Francisco Menéndez in Ahuachapán, where they made the same diagnosis.

Earlier, on March 13, 2023, the National Council for Early Childhood, Childhood, and Adolescence (Conapina) opened a file through the Protection Board of Ahuachapán for Génesis to be released from the Izalco Penitentiary Farm and be handed over to a responsible family member, in this case, her maternal aunt.

According to Conapina’s investigation, which this medium had access to, the facts refer to an “alleged violation of human rights of children and adolescents” due to the precarious situation the child was in and the insufficient medical attention she required due to her respiratory problems. When she was handed over to the family, she was already “hopeless,” said Magaña.

With a letter of freedom, but recaptured

In the meantime, while taking care of the baby, on May 4, 2023, Reyna received a call from the Penal Centers informing her that Selena was free and she should pick her up as soon as possible. However, due to Génesis being hospitalized again, she couldn’t go to Apanteos Prison to pick her up.

According to Conapina’s report, Génesis had a complicated health condition, and as a result, she passed away on May 17, 2023, and was buried the next day in Ahuachapán. After the funeral, Reyna went immediately to Apanteos Prison intending to take her daughter, Selena, out, but upon arrival, they told her they had no knowledge of any freedom order and that she was “recaptured.”

Selena was 21 years old at the time of her arrest and earned a living doing various tasks, such as washing clothes, ironing, and making tortillas.

“It is the story of a woman who is doubly victimized, both by her family and by the State, and they delivered a dying child (Génesis) to her family. They didn’t want to give her mother (Reyna) a copy of the letter of freedom,” stated Magaña.

The lawyer said that in the coming days they will request a habeas corpus so that Selena can be released from prison, considering she has no criminal record, does not belong to criminal groups, and had already been granted her freedom. “She is classified with domestic violence and gender violence, and we trust that she can be released. Her situation is complicated, and we want to see her health condition,” she added.

LA PRENSA GRÁFICA sought the version of the Penal Centers and the Prosecutor’s Office through their respective communication units about Selena’s recapture and the domestic violence process against her ex-partner, but at the closing of this note, they were still waiting for a response.

LPG: https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Selena-paso-de-ser-victima-de-violencia-intrafamiliar-a-una-victima-del-regimen-de-excepcion-20240402-0072.html

Selena pasó de ser víctima de violencia intrafamiliar a ser víctima del régimen de excepción

Marbely Selena Medina Aguilar pasó de poner una denuncia por lesiones y violencia intrafamiliar a ser capturada por el régimen de excepción y, además, perder a su bebé por complicaciones de salud que tuvo dentro del centro penitenciario. Su familia y su abogada han señalado que sus derechos han sido violentados y piden su pronta libertad.

Su historia es la de una madre que ha sido doblemente víctima, tanto por su expareja como por el Estado, según expresaron sus seres queridos. Primero, por una agresión de su expareja, quien ejerció sobre ella violencia física y emocional, por lo que interpuso una demanda que sigue abierta.

El 15 de diciembre de 2021 el Juzgado Especializado de Instrucción para una vida Libre de Violencia y Discriminación contra las Mujeres de Santa Ana citó a Selena para presentarse el 25 de abril de 2022 a las diligencias judiciales y a la audiencia preliminar en contra de su expareja, Leonardo Alfredo García, acusado por los delitos de lesiones y expresiones de violencia contra la mujer.

Tal y como estaba programada, se llevó a cabo la audiencia pero con la ausencia del imputado, quien tiene orden de captura vigente.

De acuerdo con la abogada del Socorro Jurídico Humanitario y quien lleva el caso, Jayme Magaña, la violencia no solo fue contra Selena sino también con el hijo de ambos, Carlitos, que en ese entonces tenía cinco años de edad. Luego Selena tuvo otro compañero de vida con quien procrearon a Génesis Montserrat.

Marbely Selena Medina Aguilar pasó de poner una denuncia por lesiones y violencia intrafamiliar a ser capturada por el régimen de excepción y, además, perder a su bebé por complicaciones de salud que tuvo dentro del centro penitenciario. Su familia y su abogada han señalado que sus derechos han sido violentados y piden su pronta libertad.

Su historia es la de una madre que ha sido doblemente víctima, tanto por su expareja como por el Estado, según expresaron sus seres queridos. Primero, por una agresión de su expareja, quien ejerció sobre ella violencia física y emocional, por lo que interpuso una demanda que sigue abierta.

El 15 de diciembre de 2021 el Juzgado Especializado de Instrucción para una vida Libre de Violencia y Discriminación contra las Mujeres de Santa Ana citó a Selena para presentarse el 25 de abril de 2022 a las diligencias judiciales y a la audiencia preliminar en contra de su expareja, Leonardo Alfredo García, acusado por los delitos de lesiones y expresiones de violencia contra la mujer.

Tal y como estaba programada, se llevó a cabo la audiencia pero con la ausencia del imputado, quien tiene orden de captura vigente.

De acuerdo con la abogada del Socorro Jurídico Humanitario y quien lleva el caso, Jayme Magaña, la violencia no solo fue contra Selena sino también con el hijo de ambos, Carlitos, que en ese entonces tenía cinco años de edad. Luego Selena tuvo otro compañero de vida con quien procrearon a Génesis Montserrat.

La Procuraduría General de la República (PGR) es una de las instituciones más buscadas por los familiares de capturados en el régimen de excepción.

Capturada en el régimen de excepción

Luego el tiempo transcurrió y lejos de ver justicia por la demanda de violencia intrafamiliar Selena fue capturada el 24 de agosto de 2022, acusada de agrupaciones ilícitas por una llamada anónima, en el marco del régimen de excepción.

Según el testimonio de doña Reyna, su madre, agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) llegaron a las 9:00 de la noche a su domicilio y le dijeron que se llevaban a Selena por pertenecer a grupos criminales.

“Mi hija ya estaba acostada, se la llevaron así, sin decir mayor cosa. A mi hijo menor lo desnudaron para revisarlo, pero no se lo llevaron”, recordó.

“Fui a la Procuraduría (General de la República) pero no me dieron razón de nada. Ni los abogados me atendieron. Ellos me han dicho que les han cortado las manos, que no pueden hacer nada. El caso de la demanda por violencia está abierto, pero en lugar de que metieran preso al hombre, se llevaron a mi hija. La esperanza que tengo es que pueda salir pronto del penal”, comentó doña Reyna.

Mientras estaba en bartolinas, Selena daba pecho a su hija, Génesis Monserrat, que en ese entonces tenía 10 meses de vida. Posteriormente ambas fueron trasladadas a la granja penitenciaria en Izalco, el 1 de septiembre de 2022. Ahí la salud de la niña comenzó a deteriorarse gravemente, a tal punto que fue internada en diferentes centros hospitalarios por problemas respiratorios.

La muerte de génesis tras complicaciones en prisión

En octubre de 2022, Génesis tuvo su primer ingreso en el Hospital Nacional San Juan de Dios de Santa Ana debido a una neumonía. Selena estaba esposada a una silla de hierro en el sector de pediatría para estar pendiente de su hija.

En todo el tiempo que estuvo en el hospital no recibió alimentación de parte de la Dirección General de Centros Penales (DGCP), sino que médicos y enfermeras se encargaron de darle alimentos, según contó su madre, quien tuvo la oportunidad de verla en uno de esos momentos.

De acuerdo con un informe del Hospital de Niños Benjamín Bloom del 30 de diciembre de 2022, Génesis ya tenía antecedentes de múltiple ingreso por dificultad respiratoria debido a cuadros de neumonía y broncoespasmo. El 6 de mayo de 2023 ingresó al Hospital Nacional Francisco Menéndez de Ahuachapán, en el cual hicieron el mismo diagnóstico.

Antes, el 13 de marzo de 2023, el Consejo Nacional de la Primera Infancia, Niñez y Adolescencia (Conapina) a través de la Junta de Protección de Ahuachapán, abrió un expediente para que Génesis pudiera salir de la Granja Penitenciaria de Izalco y que pudiera ser entregada a un familiar responsable, que en este caso fue su tía materna.

Según la investigación del Conapina, a la que este medio tuvo acceso, los hechos aluden a una “presunta afectación a derechos humanos de la niñez y adolescencia” debido a la precaria situación en que se encontraba la menor, así como la poca atención médica que era necesaria debido a sus problemas respiratorios. Cuando fue entregada a la familia ya estaba “desahuciada”, dijo Magaña.

Con carta de libertad, pero recapturada

Mientras tanto, cuando estaba al cuidado de la bebé, el 4 de mayo de 2023, doña Reyna recibió una llamada de parte de Centros Penales en la que le informaron que Selena estaba en libertad y que la fuera a traer cuanto antes. Pero debido a que Génesis estaba nuevamente ingresada no pudo ir al Centro Penal de Apanteos a traerla.

Segun el informe del Conapina, Génesis tenía un cuadro complicado de salud y producto de ello falleció el 17 de mayo de 2023, siendo sepultada el día siguiente en Ahuachapán. Tras el entierro, doña Reyna se dirigió inmediatamente al penal de Apanteos con el afán de sacar a su hija, Selena, pero al llegar le dijeron que no tenían conocimiento de ninguna orden de libertad y que ella fue “recapturada”.

Selena tenía 21 años al momento de su captura y se ganaba la vida haciendo tareas varias, como lavar ropa, planchar y hacer tortillas.

“Es la historia de una mujer que es doblemente víctima, tanto familiar como del Estado, y le entregaron una niña moribunda a su familia (Génesis). A su madre (doña Reyna) no le quisieron dar la copia de la carta de libertad”, manifestó Magaña.

La abogada dijo que en los próximos días solicitarán un habeas corpus para que Selena pueda salir de prisión, tomando en cuenta que no tiene antecedentes penales, no pertenece a grupos criminales y ya se había decretado su libertad. “Ella está tipificada con violencia intrafamiliar, de género, y confiamos en que pueda salir en libertad. Su situación es complicada y queremos ver su estado de salud”, agregó.

LA PRENSA GRÁFICA buscó la versión de Centros Penales y de Fiscalía a través de sus respectivas unidades de comunicación, acerca de la recaptura de Selena y el proceso de violencia intrafamiliar en contra de su expareja, pero al cierre de esta nota aún se esperaba respuesta.

LPG: https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Selena-paso-de-ser-victima-de-violencia-intrafamiliar-a-una-victima-del-regimen-de-excepcion-20240402-0072.html