Select Page

The National Foundation for Development (Funde), as part of the Transparency International chapter, published the report on the Corruption Perception Index (CPI) in the country, showing that in 2023 El Salvador dropped 10 positions in the global ranking that evaluated 180 countries.

Thus, after being in position 116 in 2022, El Salvador fell to 126 during 2023. In that index, numbers closer to 180 reflect a “worse perception of corruption,” while numbers closer to 1 a “lower perception of corruption,” indicated Funde.

“We are ranked 126th out of 180 countries… we lost 10 points compared to 2022 when we were ranked 116th. In this case, it is clear that there is a setback in the measurement with the scores that El Salvador has been achieving in these measurements since 1995 to date,” said Jiovanni Fuentes, coordinator of Transparency Projects at Funde and presenter of the report.

The study also details that the country obtained 31 points out of a total of 100 in the perception of corruption, down by two points compared to 2022. In these measurements, the number closest to 0 reflects a “perception of high levels of corruption”, while the number closest to 100, shows a “perception of low levels of corruption.”

“Before, we talked about stagnation for the Salvadoran case; now, we can clearly see the setback that has occurred, and in the graph where we compare the results of the last decade”—Jessica Estrada, from Funde.

With this score, El Salvador obtained 2 points less than in 2022 when it reached 33. “El Salvador is 12 points below the regional average for the Americas, which is 43; in Central America, it is above Guatemala and Honduras (23) and Nicaragua (17),” the document states.

For Jessica Estrada, this rating is a “setback” in the fight against corruption for the country, as El Salvador went from position 80 in 2014 to 126, 10 years later.

“Before, we talked about stagnation for the Salvadoran case, now we can clearly see the setback that has occurred, and in the graph where we compare the results of the last decade, it can be appreciated more easily, how we have gone from 2014 with the best score (39) that we have had in all CPI evaluations, but we have come down (to 31). This represents an eight-point drop in the last 10 years but also the loss of 54 positions, 126 out of 180 countries,” she said.

Evaluated factors

The Corruption Perception Index uses data from seven surveys, ratings, and indices to get the overall score for each country. Among them are the Bertelsmann Foundation Transformation Index, The Economist Intelligence Unit’s country risk ratings, and the World Economic Forum’s Executive Opinion Survey. These evaluations have continued to decrease since 2020 when the score was 36; then to 34 in 2021; 33 a year later; and 31 in 2023.

Funde pointed out several situations that illustrate setbacks in the fight against corruption in El Salvador. One of the main factors has been the weakening of the Law on Access to Public Information (LAIP), as they considered it no longer serves as a tool for “promoting transparency and public participation in public management oversight.” This has led to information being reserved as a “norm in obligated institutions.”

According to data from Funde’s Legal Anti-Corruption Advisory Center, there is reserved information on Bitcoin, the hiring of advisors for the Legislative Assembly, the appointment of judges in the Judicial Branch, and the National Health Plan, among others.

“In this case (Corruption Perception Index), it is clear that there has been a setback in the measurement with the scores that El Salvador has been achieving in these measurements since 1995 to date.”—Jiovanni Fuentes, from Funde.

In addition, they point out that the Institute for Access to Public Information (IAIP), “instead of being an actor that helps citizens facilitate the exercise of this right, has become an institution that hinders it.”

Another factor has been the repeal of the Law on Public Administration Procurement and Contracting (LACAP), which was replaced by the Public Procurement Law (LCP), which they claim has increased discretion and opacity in these processes.

El Salvador’s expulsion from the Open Government Partnership in March 2023 was another factor since it brings together governments and civil society to promote open government and the fight against corruption. The current administration was expelled from the partnership for not presenting any action plan.

In light of these and other situations affecting El Salvador’s rating, Transparency International recommended various institutions to work independently, strengthen mechanisms, and comply with international commitments. The IAIP was advised to act independently to ensure access to public information and activate sanctions established in the LAIP for officials and institutions that refuse to provide it.

During the presentation of the report, they also mentioned the impact that the drop in the ranking could bring to the country, as these measurements are taken into account by cooperation agencies and multilateral organizations. “This index is considered as a data source by different cooperation agencies but also by multilateral organizations. In fact, the International Monetary Fund is concerned about the levels of corruption that exist in El Salvador and how transparency in the use of resources is ensured,” Fuentes said.

CPI

The Corruption Perception Index (CPI) is known for measuring corruption in the public sector in 180 countries. The first edition was in 1995, and El Salvador first participated in 1998. On that occasion, the country reached the 51st position out of the 85 nations evaluated at that time. Since then, the country has participated every year.

Cases that contributed to perception

These are some of the cases presented by Funde as factors that contributed to perceiving corruption in El Salvador

Bitcoin information

Cristosal reported that of the 25 information requests made between 2012 and 2023, several were declared as non-existent, others as reserved, and some as confidential.

Former NI candidate is president of CCR

Roxana Soriano, former commissioner of IAIP, and former Nuevas Ideas candidate for Congress, was elected in August 2023 as president of the Court of Accounts of the Republic.

Sale of fake medicine at ISSS

The digital magazine Gato Encerrado reported that the Social Security Institute bought fake drugs from a supplier in India, which was awarded contracts worth millions of dollars.

LPG: https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/El-Salvador-retrocedio-10-puestos-en-ranking-mundial-de-corrupcion-durante-2023-20240130-0091.html

El Salvador retrocedió 10 puestos en ránking mundial de corrupción durante 2023

La Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde), como parte del capítulo de Transparencia Internacional, publicó el informe sobre Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) en el país, que evidencia que en 2023 El Salvador retrocedió 10 posiciones en el ranking mundial que evaluó a 180 países.

Así, después de estar en el puesto 116 en 2022, El Salvador cayó al 126 durante 2023. En el referido índice, los números más cercanos al 180 reflejan “peor percepción de corrupción”, mientras que los números más cercanos al 1, “menor percepción de corrupción”, indicó Funde.

“Nos ubicamos en la posición 126 entre 180 países… perdimos 10 puntos con respecto del año 2022, cuando nos ubicamos en la posición 116. En este caso, es evidente que hay un retroceso en cuanto a la medición con los puntajes que El Salvador ha venido alcanzando en estas mediciones desde 1995 a la fecha”, aseguró Jiovanni Fuentes, coordinador de Proyectos del Área de Transparencia de Funde, y presentador del informe.

El estudio también detalla que el país obtuvo 31 puntos de un total de 100 en la percepción de la corrupción, bajando dos puntos con respecto a 2022. En estas mediciones, el número más cercano al 0 refleja una “percepción de altos niveles de corrupción”, mientras que el número más cercano al 100, evidencia una “percepción de bajos niveles de corrupción”.

“Antes hablábamos de estancamiento para el caso salvadoreño, ahora podemos ver claramente el retroceso que ha habido, y en la gráfica donde comparamos los resultados de la última década” — Jessica Estrada, de la Funde.

Con este puntaje, El Salvador obtuvo 2 puntos menos en comparación a 2022 cuando alcanzó 33. “El Salvador se encuentra 12 puntos por debajo del promedio de la región americana que es de 43; en Centroamérica está por encima de Guatemala y Honduras (23) y Nicaragua (17)”, indica el documento.

Para Jessica Estrada, esta calificación es un “retroceso” en la lucha contra la corrupción para el país, ya que El Salvador pasó de ser la posición 80 en 2014 a la 126, 10 años después.

“Antes hablábamos de estancamiento para el caso salvadoreño, ahora podemos ver claramente el retroceso que ha habido, y en la gráfica donde comparamos los resultados de la última década, se puede apreciar con mayor facilidad, cómo hemos pasado del año 2014 en el mejor puntaje (39) que hemos tenido de todas las evaluaciones del ICP, pero que hemos venido hacia abajo (31). Esto representa ocho puntos que hemos bajado en los últimos 10 años, pero también son 54 posiciones las que hemos perdido, 126 de 180 países”, aseveró.

Factores evaluados

El Índice de Percepción de la Corrupción toma como fuente de datos siete encuestas, calificadoras e índices para sacar la nota global de cada país. Entre ellas están: el Índice de Transformación de Bertelsmann Foundation, las calificaciones de riesgo país de The Economist Inteligence Unit, y la Encuesta de Opinión Ejecutiva del Foro Económico Mundial. Estas evaluaciones han mantenido una baja desde 2020, cuando el puntaje fue de 36; luego de 34, en 2021; de 33, un año después; y de 31 durante 2023.

Funde señaló varias situaciones que evidencian los retrocesos en el combate a la corrupción en El Salvador. Una de las principales ha sido el debilitamiento de la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP), ya que consideraron que dejó de ser una herramienta para la “promoción de la transparencia y la participación ciudadana en la contraloría de la gestión pública”. Esto ha conllevado a que la reserva de información sea una “norma en las instituciones obligadas”.

De acuerdo con los datos del Centro de Asesoría Legal Anticorrupción de Funde, hay reserva de información con el bitcóin, la contratación de asesores de la Asamblea Legislativa, el nombramiento de jueces en el Órgano Judicial y el Plan Nacional de Salud, entre otros.

“En este caso, (Índice de Percepción de la Corrupción), es evidente que hay un retroceso en cuanto a la medición con los puntajes que El Salvador ha venido alcanzando en estas mediciones desde 1995 a la fecha”— Jiovanni Fuentes, de la Funde.

Sumado a ello, señalan que el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), “en lugar de ser un actor que ayude a la ciudadanía a facilitar el ejercicio de este derecho, se ha convertido en una institución que lo obstaculiza”.

Otro de los factores ha sido la derogación de la Ley de Adquisiciones y Contrataciones de la Administración Pública (LACAP), que fue sustituida por la Ley de Compras Públicas (LCP), que aseguran, ha aumentado la discrecionalidad y opacidad en dichos procesos.

La expulsión de El Salvador de la Alianza de Gobierno Abierto, en marzo de 2023, fue otro factor, ya que en esta participan gobiernos con sociedad civil para promover el gobierno abierto y la lucha contra la corrupción. La administración actual fue expulsada de la misma por no presentar ningún plan de acción.

Ante estas y otras situaciones que afectan a la calificación de El Salvador, Transparencia Internacional recomendó a varias instituciones trabajar con independencia, fortalecer mecanismos y cumplir con los compromisos internacionales. Al IAIP recomendó que actúe con independencia para garantizar acceso a la información pública, y que active las sanciones establecidas en la LAIP para los funcionarios e instituciones que se niegan a entregarla.

En la presentación del informe, mencionaron además las afectaciones que la baja en el ranking podría traer al país, ya que estas mediciones son tomadas en cuenta por agencias de cooperación y organismos multilaterales. “Este índice es considerado como una fuente de datos por parte de diferentes agencias de cooperación, pero también por organismos multilaterales. De hecho, el Fondo Monetario Internacional está preocupado por los niveles de corrupción que existen en El Salvador, por cómo se garantiza la transparencia en el uso de los recursos”, aseguró Fuentes.

IPC

El Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) es reconocido por medir la corrupción en el sector público en 180 países. La primera edición fue en 1995, y El Salvador participó por primera vez en 1998. En esa ocasión, el país alcanzó la posición 51 de las 85 naciones que en ese momento se evaluaron. Desde entonces, el país ha participado todos los años.

Casos que contribuyeron con la percepción 

Estos son algunos de los casos que presentó Funde como factores que ayudaron a percibir corrupción en El Salvador

Información sobre bitcóin

Cristosal informó que de las 25 solicitudes de información que realizó entre 2012 y 2023, varias fueron declaradas como inexistentes, otras reservadas y algunas como confidenciales.

Excandidata de NI es presidenta de CCR

Roxana Soriano, excomisionada del IAIP, y exprecandidata a diputada por Nuevas Ideas, fue elegida en agosto de 2023 como presidenta de la Corte de Cuentas de la República.

Venta de medicina falsa en el ISSS

La revista digital Gato Encerrado publicó que el Instituto del Seguro Social compró medicamentos falsos a un proveedor de la India, a quien el otorgó contratos por millones de dólares.

LPG: https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/El-Salvador-retrocedio-10-puestos-en-ranking-mundial-de-corrupcion-durante-2023-20240130-0091.html