Select Page

Social progress in El Salvador fell in 2023 to its lowest level in the last five years, due to worse performance in aspects such as rights and voice, inclusion, and social education, as revealed by the latest edition of the Social Progress Index (SPI).

El Salvador is one of the 61 territories that showed a significant decrease out of the 170 countries analyzed by the SPI, produced by the Social Progress Imperative of the United States. The SPI uses a methodology to measure the well-being of the population beyond the economic aspect by combining social and environmental indicators.

The latest edition of the SPI, published on January 11, confirms that El Salvador fell again, achieving a score of 62.3, the lowest since the 63.1 score in 2019.

With this result, the country also showed a reduction from the 63.5 score obtained in the 2022 SPI, when it was ranked 99th in the global scale, detailed Manuel Sánchez Masferrer, coordinator of the Social Progress Center (SPC) of the Poma Foundation, the local partner of the American organization.

Currently, El Salvador ranks 100th in the global ranking and occupies the 14th place out of the 18 countries considered in the Latin American region.

What happened?

The SPI includes 50 indicators compiled in three dimensions: basic human needs, foundations of well-being, and opportunities. Each is divided into four groups.

The component with the largest reduction in 2023 is rights and voice, which measures aspects such as political freedom, social protection, and freedom of association.

From this, the most significant reduction was registered in “social protection against arbitrariness” which can be exercised by the state or agents of society, as well as in the indicator of inclusion of minority groups.

Sánchez assured that it is a “global phenomenon” because “the vast majority of countries have reported a decrease in these aspects, partly due to all the restrictions imposed during the pandemic, some of which have remained.”

In El Salvador’s case, he added, the coordinator attributed this to the measures adopted by the government to control insecurity, mainly due to the state of emergency in effect since March 2022.

Improvements

The coordinator highlighted that it is “evident” that there has been an improvement in security issues in the last three years, both in the reduction of homicide rates and traffic accident mortality.

There has also been progress in water and sanitation coverage and access to housing.

In terms of education, El Salvador remains “quite stagnant” since the SPI has been measured starting in 2011. “There have been no improvements in basic education; we still have the same coverage numbers and still have very low-quality education,” added Sánchez.

Similarly, the country has one of the lowest evaluations in access to higher education, academic production, and quality of universities.

The fact

El Salvador ranks 14th out of 18 countries in Latin America. In worse condition are Guatemala, Honduras, and Nicaragua, as well as Venezuela.

El Mundo: https://diario.elmundo.sv/economia/progreso-social-de-el-salvador-retrocede-a-su-nivel-mas-bajo-en-cinco-anos

Progreso social de El Salvador retrocede a su nivel más bajo en cinco años

El progreso social en El Salvador retrocedió en 2023 a su nivel más bajo en los últimos cinco años, debido a un peor desempeño en aspectos como derechos y voz, inclusión y educación social, revela la última edición del Índice de Progreso Social (IPS).

El Salvador es uno de los 61 territorios que mostraron una disminución significativa de 170 países analizados por el IPS, elaborado por el Social Progress Imperative de Estados Unidos. El IPS utiliza una metodología para medir el bienestar de la población más allá del aspecto económico, al combinar indicadores sociales y ambientales.

La última edición del IPS, publicada el 11 de enero pasado, confirma que El Salvador volvió a retroceder al lograr una calificación de 62.3, la más baja desde el puntaje de 63.1 que se agenció en 2019.

Con este resultado, el país también mostró una reducción desde el puntaje de 63.5 obtenido en el IPS de 2022, cuando se colocaba en la posición 99 en la escala mundial, detalló Manuel Sánchez Masferrer, coordinador del Centro de Progreso Social (CPS) de la Fundación Poma, el socio local de la organización estadounidense.

Actualmente, El Salvador se coloca en la posición 100 en el ranking mundial y ocupa el puesto 14 de los 18 países considerados de la región de América Latina.

¿Qué pasó?

El IPS incluye 50 indicadores compilados en tres dimensiones: necesidades humanas básicas, fundamentos de bienestar y oportunidades. Cada uno se divide a su vez en cuatro grupos.

El componente que experimentó la mayor reducción en 2023 es derechos y voz, donde se mide aspectos como libertad política, protección social y libertad de asociación.

De esto, la reducción más significativa se registró en “protección social frente a la arbitrariedad” que puede ser ejercida por el Estado o agente de la sociedad, así como en el indicador de inclusión de grupos minoritarios.

Sánchez aseguró que es un “fenómeno mundial” porque en “la gran mayoría de los países ha reportado caída en estos aspectos y se debe, en parte, a todas las restricciones que impusieron durante la pandemia, de las cuales algunas han quedado”.

En el caso de El Salvador ha contribuido, añadió el coordinador, a las medidas adoptadas por el gobierno para controlar la inseguridad, principalmente por el régimen de excepción que se encuentra vigente desde marzo de 2022.

Mejoras

El coordinador destacó que es “evidente” que en los últimos tres años hubo una mejora en los temas de seguridad, tanto en la reducción de la tasa de homicidios como en la mortalidad de accidentes de tránsito.

También hubo un avance en la cobertura de agua y saneamiento, así como en acceso a la vivienda.

En temas de educación, El Salvador sigue “bastante estancado” desde que se mide el IPS, a partir de 2011. “No habido mejoras en educación básica, seguimos con los mismos números de cobertura y seguimos teniendo una muy baja calidad de educación”, añadió Sánchez.

De igual manera, el país tiene una de las evaluaciones más bajas en el acceso a educación superior, producción académica y calidad de las universidades.

El dato

El Salvador se ubica en el puesto 14 de 18 países en América Latina. Se encuentran en peor condición Guatemala, Honduras y Nicaragua, así como Venezuela.

El Mundo: https://diario.elmundo.sv/economia/progreso-social-de-el-salvador-retrocede-a-su-nivel-mas-bajo-en-cinco-anos