Select Page

President Nayib Bukele is about to complete four years in power. During this time, one of the regular practices of his governing style has been secrecy and the concealment of information that should be public by law. He has implemented this institutional policy against transparency amid allegations of corruption committed during his administration. Salvadorans still need to learn the specifics of the National Health Plan, the Territorial Control Plan, the process of acquiring COVID-19 vaccines, and how the acquired vaccination booths were registered. In 2022, the Ministry of Health withheld information related to the acquisition of smallpox vaccines, the Ministry of Finance withheld information on audits conducted on municipalities to evaluate the execution of resources transferred for the pandemic emergency, the Ministry of Culture withheld the process explaining how Starbucks was awarded space at the Café Teatro del Teatro Nacional de San Salvador. Additionally, the Environment Ministry withheld documents containing information on the treatment and final disposal of lead-contaminated materials from the former Baterías de El Salvador S.A. de C.V. factory. The Government Ministry included in its index of reserved information the “contracts of companies (promoters of public shows with international artists) with artists, safeguarding the file of the selection of international shows.”

All this information is part of the dozens of documents that various government institutions have added to their indices of reserved information; in most cases, the information is locked for more than a year, being classified as confidential for up to seven years.

The Washington Office on Latin American Affairs (WOLA) issued a statement entitled “Corruption and Regime of Exception in El Salvador: A Democracy Without Oxygen” in September 2022, pointing out that since the beginning of President Nayib Bukele’s government, confidentiality in public management became the norm, not the exception. At the same time, the Institute for Access to Public Information (IAIP) lost its independence.

“The right to access information is a vital tool in the fight against corruption as it allows the implementation of citizen auditing of government acts and promotes greater accountability,” WOLA indicated.

This accountability made it possible for corruption cases such as former President Mauricio Funes and former Congressman Sigfrido Reyes to be revealed through the right to access public information.

Health again hides its national plan

On September 13, 2022, the Ministry of Health (Minsal) extended the reservation period for the document containing the National Health Plan and its annexes for another two years. This plan has never been made public; in fact, GatoEncerrado revealed that it was officially launched without being fully developed. On June 11, 2022, the same ministry again reserved documents related to the “mechanisms for taking, processing, and disseminating results of tests for COVID-19.” In December of the same year, it entirely reserved the acquisition processes of smallpox vaccines for three years. Furthermore, on February 6, 2023, it included in its index of reserved information all the “Files with documentation linked to a judicial or administrative process or with proceedings at the prosecutor’s office that are in progress,” restricting public access entirely for five years.

The curious secrecy surrounding DOM and Government Ministry

On January 20, 2023, the Municipal Works Directorate (DOM) posted its updated index of reserved information on its transparency website as of December 2022. According to the index, there are 29 documents or files that have been declared ultimately reserved for a period of seven years. However, when reading the description of each document, they all seem very general, giving the impression that they could encompass all projects involving the DOM. Of these documents, 22 were reserved on the same day, February 9, 2022, including files described simply as: “Change order,” “Photocopy of the last payment on an account statement,” “Final supervisor report,” and “Budget availability for each project.”

Prosecutor’s Office reserves its statistical data again

On December 8, 2022, the Attorney General’s Office (FGR) extended the reserved status for statistical data coming from investigation cases, regardless of the stage they are in, including information such as the department where the event occurred, age, and sex of the victim, among others. This type of statistical information used to be available to the public via that institution’s Access to Information Office. The Prosecutor’s Office also reserved data related to clandestine graves and cemeteries.

2022, the Prosecutor’s Office added more documents to its index of reserved information, coinciding with the time the General Prosecutor imposed by the ruling party, Rodolfo Delgado, has been in office. Seven of the nine cases of information added to the index were declared reserved on July 18, 2022. The Prosecutor’s Office reserved information related to its direct contracts and free management related to software, hardware, and information analysis tools and crime investigation. This occurred during a year in which a state of exception has been maintained, suspending the right to privacy of communications, and the ruling party has approved reforms to the Special Law for the Intervention of Telecommunications, as well as the creation of digital agents, which further facilitate spying on citizens.

It has also decreed confidential institutional agreements, files, and processes related to acquisitions and contracts of goods and services carried out during the state of exception, as well as trips made by officials and employees of the Prosecutor’s Office and information related to the hiring of personnel.

Finance Ministry reserves information on party donors and the use of funds during the pandemic

On January 12, 2022, the Ministry of Finance decreed that information contained in audit reports and files on the execution of resources transferred to Municipal Governments during the COVID-19 pandemic be reserved for seven years.

Previously, on July 13, it declared information contained in files addressing cases of violence against women “regardless of the organizational unit where they originate” to be reserved for seven years.

On July 4, it also reserved documentation related to complaint procedures linked to the investigation of crimes against the Public Treasury or others and documents related to “Opinions on procedures or findings of auditing units on ongoing audit cases or others, to internal units.”

Although not specified in the index of reserved information, information related to political party donors would also be included among these categories.

An IAIP that turns its back

For Eduardo Escobar, the performance of the Institute of Access to Public Information (IAIP) has been detrimental to the citizenry. “It is resolving fewer and fewer cases, and those that it does resolve, it does so against the citizen and in favor of the institution.”

Escobar gave an example that last year, the IAIP even questioned before the Contentious Administrative Jurisdiction a resolution that the same institute had made in previous years with other commissioners. It was regarding the information on the agendas of meetings and hearings of the deputies of the Legislative Assembly. Previously the IAIP had ordered that it was public information. Still, after the appeal of the Assembly, they went to a hearing in the Chamber of Litigation, where the commissioners of the current IAIP justified that the previous resolution was excessive and therefore had to be reversed to leave the information in reserve.

The secrecy that blocks the criticism of public administrations

The abuse of the figure of secrecy in the information that once could be considered public is also the answer to shield the government from criticism for possible failures in its management. Jonathan Sisco, anti-corruption and justice lawyer of Cristosal, believed that there is a severe breach of the obligations of the institutions of the Executive when denying this information. “We are in an era of obscurantism,” he said. Sisco added that these reservations could not be reversed since the current government has the support of the Institute of Access to Public Information.

Gato Encerrado: https://gatoencerrado.news/2023/03/14/gobierno-de-bukele-esconde-sus-movimientos-en-los-indices-de-informacion-reservada/

Gobierno de Bukele esconde sus gastos, contratos, estadísticas y planes

El presidente Nayib Bukele está por cumplir cuatro años en el poder. En este tiempo, una de las prácticas recurrentes de su estilo de gobernar ha sido el secretismo y el ocultamiento de la información que por ley debería ser pública. Ha implementado esta política institucional en contra de la transparencia en medio de señalamientos por casos de corrupción cometidos durante su gestión. Hasta la fecha, los salvadoreños siguen sin saber en qué consiste el Plan Nacional de Salud, el Plan Control Territorial, cómo fue el proceso de adquisición de las vacunas contra la COVID-19 y cómo se registraron las cabinas que se adquirieron para el proceso de vacunación. En 2022, el Ministerio de Salud reservó la información relacionada a los procesos de adquisición de vacunas contra la viruela símica, el Ministerio de Hacienda reservó la información sobre las auditorías que realizó a las alcaldías para evaluar la ejecución de los recursos transferidos por la emergencia por la pandemia, el Ministerio de Cultura reservó el proceso en el que se explica cómo ocurrió la adjudicación de un espacio a Starbucks en el Café Teatro del Teatro Nacional de San Salvador. Además, Medio Ambiente reservó documentos que contengan información sobre el tratamiento y disposición final de los materiales contaminados por plomo de la exfábrica Baterías de El Salvador S.A. de C. V. y Gobernación ha incluido en su índice de reserva los “contratos de empresas (promotoras de espectáculos públicos con participación de artistas internacionales) con artistas, resguardando en el expediente de la selección de espectáculos internacionales”.

Toda esta información forma parte de las decenas de documentos que distintas instituciones gubernamentales han añadido a sus índices de información reservada; en la mayoría de los casos, la información recibe un candado por un período mayor a un año, llegando a clasificarse como confidencial por hasta siete años.

La Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) emitió un pronunciamiento titulado “Corrupción y Régimen de Excepción en El Salvador: una democracia sin oxígeno”, en septiembre de 2022, en el que señaló que desde el inicio del gobierno del presidente Nayib Bukele la confidencialidad en la gestión pública pasó a ser la norma, no la excepción. A la vez que el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) dejó de tener independencia.

“El derecho al acceso a la información es una herramienta vital en la lucha contra la corrupción ya que permite implementar la auditoría ciudadana a los actos del gobierno y promueve una mayor rendición de cuentas”, indicó WOLA.

Esa rendición de cuentas hizo posible que casos de corrupción como el del expresidente Mauricio Funes y el exdiputado Sigfrido Reyes se dieran a conocer a través del derecho al acceso a la información pública.

Salud vuelve a ocultar su plan nacional

El pasado 13 de septiembre de 2022, el Ministerio de Salud (Minsal) volvió a ampliar el plazo de reserva del documento que contiene el Plan Nacional de Salud y sus anexos por dos años más. Este plan nunca ha sido de conocimiento público; de hecho, GatoEncerrado reveló que fue lanzado oficialmente sin haberse terminado de elaborar. El 11 de junio de 2022, la misma cartera de Estado volvió a reservar los documentos relacionados a los “mecanismos de toma, procesamiento y divulgación de resultados de pruebas para COVID-19”. En diciembre del mismo año, reservó de forma total, por tres años, los procesos de adquisición de vacunas contra la viruela símica. Además, el 6 de febrero de 2023, incluyó en su índice de información reservada todos los “Expedientes con documentación que se encuentre vinculada a un proceso judicial o administrativo o con diligencias en sede fiscal que se encuentren en trámite”, restringiendo su acceso al público de forma total por cinco años.

El curioso secretismo que rodea a la DOM y a Gobernación

El pasado 20 de enero de 2023, la Dirección de Obras Municipales (DOM) colgó en su sitio de transparencia su índice de información reservada actualizado a diciembre de 2022. Según el índice, hay 29 documentos o expedientes que han sido declarados con reserva total por un período de siete años. No obstante, al leer la descripción de cada documento se nota que todos son muy generales, dando la impresión de que puede abarcar a todos los proyectos en los que está involucrada la DOM. De este total de documentos, 22 fueron reservados el mismo día, el 9 de febrero de 2022, incluyendo expedientes que fueron descritos simplemente como: “Orden de cambio”, “Fotocopia de última declaración de pago a cuenta”, “Informe final del supervisor”, “Disponibilidad presupuestaria de cada proyecto”.

Fiscalía vuelve a reservar sus datos estadísticos

El 8 de diciembre de 2022, la Fiscalía General de la República (FGR) amplió el carácter de información reservada para los datos estadísticos que provengan de casos de investigación, independientemente de la etapa en la que se encuentre, incluyendo datos como el departamento en el que ocurrió el hecho, edad y sexo de la víctima, entre otros. Este tipo de información estadística solía estar disponible al público vía la Oficina de Acceso a la Información de esa institución. La Fiscalía también reservó los datos relacionados a fosas y cementerios clandestinos.

El 2022 fue el año cuando la Fiscalía añadió más documentos a su índice de información reservada, lo que coincide con el tiempo que lleva en el cargo el fiscal general impuesto por el oficialismo, Rodolfo Delgado. Siete de los nueve casos de información agregados al índice, la reservada fue declarada el 18 de julio de 2022. La Fiscalía reservó la información comprendida a sus contrataciones directas y libre gestión relacionadas a software, hardware y herramientas de análisis de información e investigación del delito. Esto se da en medio de un año en el que se ha mantenido un régimen de excepción por el que se ha suspendido el derecho a la privacidad de las comunicaciones, además oficialismo ha aprobado reformas a la Ley Especial para la Intervención de las Telecomunicaciones, así como la creación de figuras como la de agentes digitales, que facilitan aún más el espionaje de los ciudadanos. 

También ha decretado como confidencial los acuerdos institucionales, expedientes y procesos sobre adquisiciones y contrataciones de bienes y servicios realizados durante el régimen de excepción, así como los viajes hechos por funcionarios y empleados de la Fiscalía y la información relacionada a la contratación de personal.

Hacienda reserva información sobre donantes de partidos y uso de fondos durante la pandemia

El 12 de enero de 2022, el Ministerio de Hacienda decretó como reservada por siete años la información contenida en los informes y expedientes de las auditorías a la ejecución de los recursos transferidos a los Gobiernos Municipales, durante la pandemia COVID-19.

Previamente, el 13 de julio declaró bajo reserva, también por siete años, la información contenida en expedientes que aborden casos de violencia contra la mujer “independientemente de la unidad organizativa en donde se originen”.

El 4 de julio también reservó la documentación relacionada con procedimientos de denuncias vinculadas a la investigación de delitos contra la Hacienda Pública u otros y los documentos relacionados a “Opiniones a procedimientos o hallazgos de las unidades fiscalizadoras sobre casos de auditorías en proceso u otras, a unidades internas”.

Aunque no lo especifica en el índice de información reservada, entre estos rubros también se encontraría la información relacionada a los donantes de partidos políticos.

Un IAIP que da las espaldas

Para Eduardo Escobar, el desempeño del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) ha venido en detrimento en favor de la ciudadanía. “Cada vez está resolviendo menos casos y los que sí resuelve lo hace en contra del ciudadano y a favor de la institución”.

Escobar puso como ejemplo que el año pasado el IAIP llegó a cuestionar ante la Jurisdicción Contenciosa Administrativa una resolución que el mismo instituto había hecho en años anteriores con otros comisionados. Era referente a la información de las agendas de reuniones y audiencias de los diputados de la Asamblea Legislativa. Previamente el IAIP había ordenado que era información pública, pero después de la apelación de la Asamblea acudieron a una audiencia en la Cámara de lo Contencioso, donde los comisionados del IAIP actual justificaron que la resolución anterior fue excesiva y por eso tuvo revertirse para dejar en reserva la información.

El secretismo que bloquea las críticas a las gestiones públicas

El abuso de la figura de la reserva en la información que otrora podría considerarse pública también es la respuesta a blindar al gobierno ante críticas por posibles fallas en su gestión. Jonathan Sisco, abogado anticorrupción y justicia de Cristosal, consideró que hay un grave incumplimiento de las obligaciones de las instituciones del Ejecutivo al negar esta información. “Estamos en una época de oscurantismo”, dijo. Sisco añadió que estas reservas actualmente no se podrán revertir, ya que el gobierno actual cuenta con el apoyo del Instituto de Acceso a la Información Pública.

Gato Encerrado: https://gatoencerrado.news/2023/03/14/gobierno-de-bukele-esconde-sus-movimientos-en-los-indices-de-informacion-reservada/