Seleccionar página

The risk that the Government of El Salvador will not pay the $667 million in bonds maturing in January of next year is still latent, says market analyst and general director of Fixed Income Strategy for Latin America at Santander Inversiones y Valores, Siobhan Morden.

For the expert, a little more than a month before the payment date of the bonds is due; this continues to be «a critical risk event» concerning the funds available to cover the debt.

The analyst points out that despite the commitment shown by the Bukele administration with the early purchase of bonds in September, where investors sold only $133 million of the first $800 million in bonds maturing in January 2023, the liquidity to cover the outstanding $667 million of the debt to be covered on that date is still ambiguous.

The bonds purchased in September correspond to only 16% of the debt to be paid in January. According to stock market sources at that time, there was a lack of interest among investors, especially those holding 2023 bonds, since the government offered to pay $910 for every $1,000.

The alerts about the risk of default increased primarily after the Treasury requested in October to the Legislative Assembly some $1,139 million in debt, which would include the $667 million corresponding to the balance of the 2023 Bond and a gap to cover next year’s budget for $472 million.

The request of the Minister of Finance, Alejandro Zelaya, for the Assembly to authorize the funds in debt, whether in securities, credits, or a combination of both, was presented a few days after the proposal for the 2023 National Budget proposal arrived at the Assembly.

The amount requested is more than what Zelaya said would be needed to cover the budget gap.

EDH: https://www.elsalvador.com/noticias/negocios/pago-de-bonos-envento-insierto-siobhan-moder/1017547/2022/

Pago de $667 millones en bonos sigue siendo «un evento de riesgo crítico»: Analista bursátil de EE.UU.

El riesgo de que el Gobierno de El Salvador no pague los $667 millones en bonos que se vencen en enero del próximo año sigue latente, señala la analista de mercados y directora general de Estrategia de Renta Fija para Latinoamérica del Santander Inversiones y Valores, Siobhan Morden.

Para la experta a poco más de un mes de vencer la fecha de pago de los bonos, este sigue siendo “un evento de riesgo crítico” respecto a los fondos disponibles para cubrir la deuda.

La analista señala que pese al compromiso mostrado por la administración Bukele con la compra anticipada de bonos realizada en septiembre donde inversionistas vendieron solo $133 millones de los primeros $800 millones en bonos que vencen en enero de 2023, aún es ambigua la liquidez para poder cubrir los $667 millones pendiente de la deuda que deberán cubrirse en esa fecha.

Los bonos que se compraron en septiembre corresponden a solo el 16% de la deuda que se debe cancelar en enero. Según dijeron fuentes bursátiles en esa oportunidad, hubo desinterés entre los inversionistas, sobre todo en los que tienen bonos 2023 pues el gobierno ofreció pagar $910 por cada $1,000.

Las alertas sobre el riesgo de impago aumentan sobre todo luego de que Hacienda solicitara en octubre a la Asamblea Legislativa unos $1,139 millones, en deuda, los cuales incluirían los $667 millones correspondientes al saldo del Bono 2023 y una brecha para cubrir el presupuesto del siguiente año por $472 millones.

La solicitud del ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, para que la Asamblea le autorice los fondos en deuda, ya sea en títulos valores, créditos o una combinación de ambos, se presentó pocos días después que llegara a la Asamblea la propuesta de proyecto del presupuesto para la Nación de 2023.

La cantidad solicitada es mayor de lo que Zelaya dijo que se necesitaría para cubrir la brecha presupuestaria.

EDH: https://www.elsalvador.com/noticias/negocios/pago-de-bonos-envento-insierto-siobhan-moder/1017547/2022/