Seleccionar página

In the afternoon on November 19, the PNC issued a string of internal alerts over email that Canales, who they profiled as a nationwide leader of MS-13, was released from Zacatecoluca.

At the moment of his release, Canales was facing a 40-year prison sentence issued in 2020 for double-homicide, which he had asked the court to review, as well as another 11 months on a three-year sentence for trafficking illicit objects in prison. He was also notified five months earlier, in June, of an international arrest warrant issued by Interpol, accusing him of «transnational terrorism» and «drug trafficking» on U.S. soil.

On top of that, the Police traveled to Zacatecoluca Prison on November 18, on the day of his release, to notify him of an outstanding warrant for homicide dating back to 1999, but a member of the police team tasked with executing the warrant told El Faro that prison authorities denied them entry and prevented them from carrying out the assignment.

These are all revelations from emails, police files, and prison intelligence reports from the PNC, obtained by El Faro via whistleblower sites DDoSecrets and Enlace Hacktivista, who received over 4,000 gigabytes of information stored on the servers of the PNC and Salvadoran Armed Forces from the hacking collective Guacamaya. In the same leak the collective also extracted thousands of gigabytes of information from the armies of Mexico, Peru, Chile, and Colombia.

In El Salvador, the police files document Canales’ release in November, 2021, adding more evidence to the trove already published by El Faro, including the audio in which the Bukele administration’s chief negotiator with the gangs, Carlos Marroquín, confessed to a gang member that he personally took Canales out of prison and drove him to Guatemala to «show you [the gang] my loyalty and trustworthiness.»

Text is fully available in English…

El Faro: https://elfaro.net/en/202210/el_salvador/26446/Police-Documents-Prove-Illegal-Release-of-MS-13-Leader-in-El-Salvador.htm

PNC supo de la liberación ilegal de Crook desde noviembre de 2021

La Policía Nacional Civil (PNC) tuvo conocimiento de que Élmer Canales Rivera, alias Crook de Hollywood —uno de los máximos líderes de la Mara Salvatrucha-13 en El Salvador—, fue liberado ilegalmente y supo de ello menos de 24 horas después de que el pandillero abandonara el penal de máxima seguridad de Zacatecoluca, el 18 de noviembre de 2021. Cuatro meses después, el principal negociador del Gobierno de Bukele con las pandillas afirmó telefónicamente a un líder de la MS-13 haber sacado a Crook personalmente de la cárcel.

Por la tarde del 19 de noviembre, la PNC difundió una serie de alertas internas, a través de correos electrónicos, en las que advertían que Crook —a quien perfilaban como líder nacional de la pandilla— había salido libre del penal Zacatecoluca.

Al momento de su liberación, Crook tenía una condena en firme de 40 años de prisión, dictada en 2020 por dos homicidios, por los que había pedido una reducción de pena, y también debía un año de cárcel por tráfico de objetos prohibidos en centros penales. También fue notificado cinco meses antes, en junio de 2021, de una orden de captura de Interpol, acusándolo de «terrorismo trasnacional» y «narcotráfico» en suelo estadounidense.

Sumado a ello, la Policía llegó al penal de máxima seguridad el 18 de noviembre, el mismo día de su liberación, para notificarle sobre otro requerimiento por homicidio que pesaba sobre él desde 1999, pero un miembro de la unidad policial a cargo de ejecutar el arresto afirmó a El Faro que las autoridades del penal les negaron la entrada e impidieron que la diligencia se realizara.

Todos estos hechos constan en correos electrónicos, fichas policiales e informes penitenciarios de la PNC, obtenidos por El Faro a través de una filtración realizada por las organizaciones de transparencia total DDoSecrets y Enlace Hacktivista, que recibieron información de diferentes Gobiernos de Guacamaya, un grupo de hackers que vulneró los servidores de las fuerzas de seguridad salvadoreñas, extrayendo 4,000 gigabytes de información de la PNC y otros 50 gigabytes de la Fuerza Armada.

En la misma filtración, Guacamaya también extrajo miles de gigabytes de información de los ejércitos de México, Perú, Chile y Colombia. El presidente de México ha confirmado la veracidad del hackeo en ese país, mientras que en Chile las revelaciones de los correos llevaron a la renuncia en septiembre del General Guillermo Paiva, jefe del Estado Mayor Conjunto del Ejército chileno.

En El Salvador, los archivos policiales documentan la liberación de Crook en noviembre de 2021 y suman más evidencias a la larga lista publicada por El Faro, incluyendo los audios en los que el jefe de la Dirección de Reconstrucción del Tejido Social, Carlos Marroquín —el principal negociador del Gobierno de Bukele con las pandillas— confiesa a un líder pandillero haberlo sacado personalmente a Crook de la prisión y conducido a Guatemala para «demostrarles (a la pandilla) mi lealtad y confianza».

El Faro: https://elfaro.net/es/202210/el_salvador/26443/PNC-supo-de-la-liberación-ilegal-de-Crook-desde-noviembre-de-2021.htm