Seleccionar página

In an exclusive interview with El Diario de Hoy, Juan Pappier, a special investigator for Human Rights Watch, said that El Salvador has chronic human rights problems associated with the atrocities committed by gangs, human rights violations by the security forces, the corruption, the generalized impunity for abuse and constant violations of women rights. He sustained that the authoritarian path taken by Bukele has deepened these chronic problems.

“The takeover of the General Attorney’s office and the supreme court put El Salvador at the edge of the abyss in democratic matters and leave the general population more vulnerable to abuse. If the international community doesn’t take decisive action to stop Bukele, I have no doubts that the country is headed to the blacklist of dictatorships in the region.”

The international expert on Human Rights affirmed that “what we have seen in El Salvador during 2021 is a devastating step back for the rule of law and democracy in El Salvador.”

His conclusion: “El Salvador has to see itself in the mirror of Venezuela 15 years ago. In 2004, Chávez charged to take control, successfully, of the judicial power and all democratic institutions. Since then, there hasn’t been a national entity able to stop the abuses of the regime.”

EDH: Juan Pappier: “Vemos un retroceso devastador para el Estado de derecho y la democracia en El Salvador”

Juan Pappier: “Vemos un retroceso devastador para el Estado de derecho y la democracia en El Salvador”

En una entrevista exclusiva con el Diario de Hoy, el investigador de Human Rights Watch para las Américas, Juan Pappier, advierte que en El Salvador hay problemas crónicos de derechos humanos vinculados con las atrocidades que cometen las maras, las violaciones de derechos humanos de las fuerzas de seguridad, la corrupción, la impunidad generalizada por abusos y las violaciones constantes de los derechos humanos de las mujeres. La deriva autoritaria de Bukele ha profundizado estos problemas crónicos.

“La toma de la fiscalía y el poder judicial ponen a El Salvador al borde del abismo en materia democrática y dejan a la población más expuesta a abusos. Si la comunidad internacional no toma medidas decisivas para frenar a Bukele, no tengo dudas de que el país va camino a engrosar la lista negra de dictaduras en la región.”

El experto en Derechos Humanos afirmó que “lo que hemos visto en 2021 es un retroceso devastador para el Estado de derecho y la democracia en El Salvador.”

Su conclusión: “El Salvador tiene que mirarse en el espejo de lo que fue Venezuela hace cerca de 15 años. En 2004, Chávez emprendió un ataque para apoderarse, con éxito, del poder judicial y las instituciones democráticas. Desde entonces, no ha habido ninguna entidad nacional con la capacidad de frenar los abusos del régimen.” 

EDH: Juan Pappier: “Vemos un retroceso devastador para el Estado de derecho y la democracia en El Salvador”