Seleccionar página

This Friday, the Salvadoran Treasury Secretary, Alejandro Zelaya, presented himself at the Attorney General’s office and demanded to investigate and prosecute FUSADES, the most respected think tank in Central América, for supposed tax evasion and money laundering. He bases his accusation on the publicly known fact that FUSADES manages it’s $50 millions endowment fund ‘offshore’ in Bermuda.

After an investigation published in 2017 by the digital newspaper El Faro about the ‘Panama Papers’, which reported the existence of the endowment, FUSADES explained that they decided to invest that fund in a way that the income derived it would cover their operating costs. Lawyers and other experts noted that this kind of investment ‘offshore’ is perfectly legal, once it is reported to the authorities. As a foundation that serves social development, FUSADES was a tax-exempt entity. That status was recently revoked by the current government that considers FUSADES a dangerous opponent, because of its national and international prestige as an independent and critical center for social, legal, economic and political investigation.

Organizations like FUSADES, which have been under constant attack by Bukele and his officials and his media outlets, due to their outspoken critic of the regression democracy is suffering under the Bukele government. One of the last threads against these independent organization of the Salvadoran civil society was the recent presentation of a law to regulate and control the financing of foundations and NGOs.

Diario El Salvador: Ministro de Hacienda presentó aviso contra una ONG por evadir $50 millones en impuestos

Última hora: Gobierno quiere que Fiscalía actúe contra FUSADES 

Este viernes 12 de noviembre, el ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, se presentó a la Fiscalía General para demandar que abra una investigación y persecución contra FUSADES, el renombrado tanque de pensamiento, por presunta evasión de impuestos y lavado de dinero. El ministro basó sus acusaciones en el públicamente conocido hecho que FUSADES maneja su patrimonio de $50 millones ”offshore’ en Bermuda.

Luego de una investigación publicada 2017 por El Faro sobre los “Panamá Papers”, en la cual también reportaron la existencia de esta inversión. FUSADES explicó que la fundación decidió invertir su patrimonio financiero donde más seguridad y rédito tiene, porque la fundación depende de los ingresos derivados de este fondo para cubrir sus gastos operativos.

Abogados y otros expertos confirmaron que este tipo de inversiones “offshore” son perfectamente legales y las autoridades están notificados. Como cualquier fundación que promueve el desarrollo social del país, FUSDAS siempre gozó te exención de impuestos. Este estatus le fue revocado recientemente por el gobierno actual que considera FUSADES un adversario peligroso, debido a su prestigio nacional e internacional como un centro independiente de investigación económica, social, legal y política. 

Organizaciones como FUSADES han estado bajo ataque permanente de Bukele, sus ministros, sus diputados y sus medios oficialistas, por su crítica pública de la regresión de la democracia bajo el gobierno de Nayib Bukele. Uno de los recientes ataques contra las organizaciones independientes de la Sociedad Civil fue la presentación de una nueva ley para regular y controlar las finanzas de fundaciones u ONG.

Diario El Salvador: Ministro de Hacienda presentó aviso contra una ONG por evadir $50 millones en impuestos